Ecosistemas Manejo especial Especies Gestión    

 

SIB

 

Sistema de información ambiental marina de Colombia

 

Sistema Nacional de Información Forestal

 

SMByC

 

RUNAP

 

SIATAC

 

SIATPC

 

Sistema de Información sobre Biodiversidad

Monitoreo de la supercicie de bosques

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático– CMNUCC ha dado un reconocimiento especial al rol crítico que juegan los bosques en la lucha contra el cambio climático, es por esta razón que las partes reunidas en 2005 (COP11) acordaron poner en marcha una iniciativa para mitigar las emisiones potenciales de Gases de Efecto Invernadero -GEI generadas por los procesos de deforestación y degradación, iniciativa que recibe el nombre de Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación - REDD+. Asimismo, se establece la importancia del monitoreo de los cambios en el área de la cobertura de bosques, para lo cual resulta fundamental el uso de imágenes y datos provenientes de sensores remotos (GOFC-GOLD, 2013) gracias a que ofrecen la posibilidad de obtener información de las superficie terrestre con un amplio cubrimiento espacial y en algunos casos temporal. Bajo este marco, recientemente en Varsovia, la COP 19 decidió que los países en desarrollo deben establecer sistemas nacionales de monitoreo forestal que permitan cuantificar las emisiones/absorciones de GEI y los cambios en la superficie de los bosques y las reservas forestales de Carbono. Este contexto hace parte de lo que hoy se conoce como el marco de Varsovia para REDD+.

Atendiendo estas recomendaciones y en cumplimiento de sus funciones misionales, IDEAM con el apoyo de la Fundación Gordon and Betty Moore, Ecopetrol y la Iniciativa GEF Corazón de la Amazonia, ponen en marcha la consolidación del Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono para Colombia -SMBYC con el objetivo de afianzar los lineamientos técnicos, científicos y tecnológicos necesarios para implementar un Sistema de Monitoreo. Como parte de las estrategias diseñadas se establecieron tres componentes operativos: i) Alertas Tempranas de Deforestación; ii) Monitoreo del Carbono en Bosques Naturales; y iii) Cuantificación de la Superficie de Bosque Natural y Superficie Deforestada.

Para el monitoreo del cambio de la cobertura del bosque, los bosques naturales se definen como “.. Tierra ocupada principalmente por árboles que puede contener arbustos, palmas, guaduas, hierbas y lianas, en la que predomina la cobertura arbórea con una densidad mínima del dosel de 30%, una altura mínima del dosel (in situ) de 5 m al momento de su identificación, y un área mínima de 1,0 ha (Figura 1). Se excluyen las coberturas arbóreas de plantaciones forestales comerciales (coníferas y/o latifoliadas), plantaciones comerciales de Palma, y árboles sembrados para la producción agropecuaria, y árboles en parques urbanos.

Esta definición es consecuente con los criterios definidos por la CMNUCC en su decisión 11/COP.7, con la definición adoptada por Colombia ante el Protocolo de Kioto (MAVDT, 2002).

 

Representación de los criterios que definen la Cobertura Boscosa

Deforestación: Corresponde a la conversión directa y/o inducida de la cobertura bosque natural a otro tipo de cobertura de la Tierra en un periodo de tiempo determinado (DeFries et al., 2006; GOFC-GOLD, 2009).

Regeneración: Corresponde a la recuperación directa y/o inducida de la cobertura de bosque natural proveniente de otro tipo de cobertura de la Tierra en un periodo de tiempo determinado, donde no estaba presente en fechas anteriores.

El monitoreo sistemático de la superficie bosque natural permite identificar y tomar acciones de de control en las áreas de mayor deforestación en Colombia. Esta información es generada a partir del procesamiento digital semi-automatizado de imágenes de sensores remotos.

Para el procesamiento y reporte de los eventos de cambio en la cobertura del bosque se siguieron los lineamientos técnicos definidos en el Protocolo de procesamiento digital de imágenes para la cuantificación de la deforestación en Colombia Versión 2.0 (Galindo et al., IDEAM 2014).

Proceso metodológico para obtener el Mapa de Cambio de la Cobertura de Bosque 2012-2013

Proceso metodológico para obtener el Mapa de Cambio de la Cobertura de Bosque 2012-2013

La identificación de la deforestación se realiza mediante la detección directa de cambios. En este enfoque se procesan y comparan simultáneamente las imágenes de satélite de las dos fechas analizadas, identificando los cambios en la repuesta espectral que puedan corresponder a una pérdida o ganancia de la cobertura de Bosque. De esta forma, se comparan directamente las imágenes y no los mapas de Bosque y No Bosque generados de manera independiente para cada fecha.

Los compuestos temporales de imágenes libres de nubes se realizan a partir del uso de series de tiempo, que se obtienen integrando los datos de todas las imágenes disponibles para el intervalo de tiempo analizado (1 año en este caso). Este enfoque disminuye las áreas sin información, ya que existe la posibilidad de que al menos una de las imágenes de la serie esté libre de nubes para un pixel dado. Igualmente permite incluir en el análisis la variabilidad en la respuesta espectral debida a la estacionalidad, de tal forma que los cambios detectados no se deban a diferencias en las condiciones climáticas de la época del año en la que se toman las imágenes. Este enfoque resulta especialmente útil en las coberturas boscosas con mayor estacionalidad tales como áreas de bosques secos o áreas de bosques inundables.

La aplicación del protocolo de procesamiento digital de imágenes de satélite a nivel nacional (Galindo et al., IDEAM 2014), permite identificar que para 2014, el territorio continental colombiano contaba con 58.964.543 ha de bosque natural, equivalentes al 51,7% del territorio continental. Asimismo, el 46,5% de superficie continental presentó otro tipo de coberturas, ya sean naturales o antrópicas). El 1,8% del territorio continental restante no pudo ser evaluado debido a la persistencia de nubes en todas las imágenes de satélite utilizadas.

Un análisis a nivel regional, permite identificar que tan solo la región natural de la Amazonía concentra el 68% del área total de bosque natural del país, seguida por la región Andina (17%), Pacífica (9%), Orinoquía (4%) y finalmente Caribe, que continúa siendo la región con menor cobertura de bosque (3%). Como se nota, la región Pacífica ocupa el tercer lugar en porcentaje de bosque natural remanente a nivel nacional; no obstante cabe destacar que el 78,6% de la superficie de esta región se encontraba cubierta por bosque natural, frente a solo un 34,8% de la región Andina, denotando la relevancia del Pacífico colombiano a nivel nacional en conservación de superficie boscosa.