Contexto

El territorio continental de Colombia cuenta con alrededor de 60 millones de hectáreas de bosques, los cuales representan un flujo importante de bienes y servicios que aportan al desarrollo local, particularmente en las áreas más vulnerable del país. Procesos asociados a la ampliación de la frontera agropecuaria, cultivos ilícitos y otras actividades ilegales han promovido procesos de deforestación y degradación y se constituyen como causas importantes de la pérdida de la biodiversidad, ya que afectan la representatividad y conectividad de ecosistemas estratégicos, además de ser causantes del aumento de emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI).


El Gobierno Nacional ha venido promoviendo una serie de iniciativas dirigidas a impulsar la conservación, uso, y manejo sostenible de los bosques, como parte de la estrategia para controlar la deforestación y responder a compromisos internacionales de reducción de emisiones. Así, la Estrategia integral de control de la deforestación y la gestión sostenible de los bosques es el instrumento que recoge las medidas y acciones necesarias para la reducción de la deforestación, de la degradación de los bosques y de las emisiones de GEI asociadas, promoviendo una visión holística del bosque y del papel de los mismos en el desarrollo del país. A su vez, esta estrategia busca un impacto de alcance positivo en la mitigación y adaptación al cambio climático, apuntando a un crecimiento económico en donde los bosques naturales sean bienes activos y productivos, que aportan al desarrollo rural integral y al mejoramiento de las condiciones de vida de todos los colombianos.


En este contexto el monitoreo de los bosques constituye uno de los pilares fundamentales para la lucha contra la deforestación, ya que contribuye al entendimiento de las dinámicas que afectan la cobertura boscosa y a la identificación de medidas para su control. Para Colombia, potencia mundial en biodiversidad, el monitoreo sistemático del estado y dinámica de los ecosistemas nacionales es a la vez prioridad y necesidad crucial para la construcción e implementación de una política pública eficaz. La generación, el flujo y la accesibilidad, además del análisis de información robusta sobre el medio ambiente y los recursos naturales, constituye la principal y mejor medida para su conservación y uso sostenible.


Colombia ha establecido metas de gran alcance en temáticas como la conservación, restauración, mitigación y adaptación al cambio climático. Más de la mitad de las emisiones de Gases Efecto Invernadero (GEI) en el país, tienen origen en la deforestación y en otras transformaciones de los ecosistemas nacionales, como prácticas agropecuarias. Asimismo, las medidas de adaptación más importantes que han sido propuestas en el país están basadas en el manejo y uso sostenible de sus ecosistemas. Medir y reportar el progreso nacional y regional hacia el cumplimiento de estas metas, implica un continuo mejoramiento de las metodologías y protocolos que el país ha desarrollado para tal fin.


En materia de capacidades de monitoreo ambiental, Colombia cuenta con avances significativos: un conjunto de institutos de investigación que pertenecen al Sistema Nacional Ambiental (SINA) asociados a la consolidación de equipos de expertos altamente calificados en el desarrollo de metodologías y protocolos, un Sistema de Información Ambiental (SIAC) abierto y participativo, que está en proceso de fortalecimiento, un Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono (SMByC) que ha conseguido importantes avances en el monitoreo de los bosques del país y el Inventario Forestal Nacional (IFN), esfuerzo nacional basado en la colaboración de entidades de investigación públicas y privadas.


La generación de información relevante para diseñar y hacer un seguimiento claro a las políticas y medidas de Colombia frente a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), así como las contribuciones determinadas nacionalmente sobre cambio climático, metas Aichi y otros, no solo demandan más recursos, mejores métodos y mayor disponibilidad de datos, sino que también exigen la creación de redes científicas colaborativas para maximizar el valor de los resultados que cada entidad produce individualmente, y agregar valor para lograr procesos más eficientes de toma de decisiones, implementación y seguimiento de las políticas públicas.


En este contexto el Segundo Seminario Nacional Anual sobre Monitoreo de la Cobertura Forestal, tiene como objetivo propiciar un espacio de intercambio de conocimiento y experiencias relacionadas con el monitoreo de la cobertura forestal y de otras coberturas a nivel nacional, así como favorecer el trabajo colaborativo para fortalecer los esquemas de monitoreo a nivel nacional y su contribución a los procesos de toma de decisiones.