Emisiones Calidad Gestion

 

 

 

 

SISAIRE

 

Monitoreo del agua

Gestión

Colombia ha tenido una larga y amplia tradición en materia de acciones para el control de la contaminación del aire. Inicialmente, en 1967 se instalaron los primeros equipos para el monitoreo de la calidad del aire, pero sólo fue hasta el año 1982 cuando a través del Decreto 02 se adoptó la primera norma que reguló la emisión y concentración de contaminantes en la atmósfera.

Con la Constitución de 1991, se promovieron grandes cambios, incluidos la creación mediante la Ley 99 de 1993 del Ministerio del Medio Ambiente y la organización del Sistema Nacional Ambiental (SINA), siendo desde este momento responsabilidad de las autoridades ambientales la evaluación, control y seguimiento ambiental de los usos del agua, el suelo, el aire y los demás recursos naturales renovables.

Uno de los grandes avances en materia del control de la contaminación del aire fue la adopción mediante el Decreto 948 de 1995 del Reglamento de Protección y Control de la Calidad del Aire, unificado en el año 2015 en el Título 5° del Decreto 1076. El reglamento en mención permitió a Colombia consolidar sus mayores avances en materia de Política de Prevención y Control de la Contaminación del Airecontaminación atmosférica durante la última década, incluido: la actualización de la norma de ruido ambiental (Resolución 627 de 2006), la actualización de las normas de emisiones contaminantes generadas por fuentes fijas (Resolución 909 de 2008) y fuentes móviles (Resolución 910 de 2008), la actualización de la norma de calidad del aire (Resolución 610 de 2010), la expedición de la normas que promueven el uso de tecnologías limpias (Resolución 2604 de 2011 y Resolución 1111 de 2013), la norma nacional de olores ofensivos (Resolución 1541 de 2013) y la consolidación de la estrategia nacional para la gestión de la calidad del aire en la Política de Prevención y Control de la Contaminación del Aire de 2010 – PPCCA.

La Política tiene como objetivo general impulsar la gestión de la calidad del aire en el corto, mediano y largo plazo, con el fin de alcanzar los niveles de calidad del aire adecuados para proteger la salud y el bienestar humano, en el marco del desarrollo sostenible, y plantea cinco objetivos específicos:

Objetivo 1: Regular los contaminantes de la atmósfera que pueden afectar la salud humana y el bienestar de la población, fijando niveles adecuados para proteger la salud de la población y el bienestar humano.

Objetivo 2: Identificar las principales fuentes de emisión de los contaminantes que afectan la salud humana y el bienestar de la población.

Objetivo 3: Establecer, promover y fortalecer las estrategias para prevenir y minimizar la generación de emisiones de contaminantes y de ruido a la atmósfera.

Objetivo 4: Fortalecer espacios de coordinación, participación y capacitación que involucren a los diferentes actores relacionados con la prevención y control de la contaminación del aire.

Objetivo 5: Continuar la implementación de compromisos internacionales adquiridos por el país e incrementar el aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen los acuerdos multilaterales sobre medio ambiente, relacionadas con prevención y control de la contaminación atmosférica.

Durante los primeros 5 años de implementación de la PPCCA, el país ha logrado a través de sus 19 SVCA el fortalecimiento del monitoreo de la calidad del aire, el ingreso de tecnologías más limpias (Vehículos diésel Euro V, 87 % menos emisiones de material particulado), la articulación de los principales actores regionales y sectores productivos (mesas de calidad del aire) y la formulación de Planes de Descontaminación del Aire en las zonas con focos altos de contaminación - Áreas Fuente de Contaminación (Área Metropolitana del Valle de Aburrá, la Zona Minera del Cesar y Bogotá). Se espera que con éstas y otras acciones adelantadas por el gobierno, en el año 2019 el 100% de las estaciones que conforman los SVCA del país reporten niveles de concentración por debajo de los estándares establecidos en la norma de calidad del aire vigente.